“El Hombre en Llamas”: Obra maestra del siglo XX

Publicado: octubre 6, 2011 en Categorías

José Clemente Orozco, con esta obra, es considerado como uno de los máximos exponentes del muralismo universal

Por Mario Galindo

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha declarado en  el estado de Jalisco tres patrimonios culturales de la humanidad: el mariachi, el tequila y la máxima obra de José Clemente Orozco, “El Hombre en Llamas”. Sin embargo la falta de información y difusión en las escuelas sobre este mural, ubicado en la cúpula del Instituto Cultural Cabañas, trae como resultado el menosprecio de los jaliscienses e inclusive la ignorancia de su existencia.

Gracias al "Hombre en llamas", el Hospicio Cabañas es considerado la Capilla Sextina de América.

Orozco, originario de Zapotlan El Grande, arquitecto, ingeniero, periodista, escritor, pintor y escultor; logra plasmar en esta Obra una conjunción  de los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego, como una alusión a las etapas de la vida del ser humano desde su nacimiento, representado por la tierra, hasta su muerte que es la salida del mundo material mediante la liberación del alma reflejado en “El Hombre en Llamas”.

La doctrina del muralismo surge durante y después de la revolución mexicana como una forma de ilustrar a un pueblo analfabeta, afectado gravemente por  el conflicto civil desarrollado durante las primeras décadas del siglo XX.

El mural que es considerado como el autorretrato del Zapotlense, se comenzó a pintar en 1938 y que fue culminado un año después, sin lugar a duda es una obra de arte que trasciende tiempos, fronteras, pensamientos, razas, letras y cualquier ámbito cultural.

“El Hombre en Llamas”, un hombre desnudo que va ascendente envuelto en fuego, desde sus pies hasta arriba, visto de escorzo,  sobre un fondo que también arde, está acompañado por otros 53 frescos que Orozco pinto en las paredes del instituto donde condena las injusticias, la corrupción, la banalidad y la traición, la barbarie, la ignorancia y las luchas fratricidas.

En esta obra que es considerada por los eruditos del arte como la obra maestra del siglo XX, Orozco trata de ilustrar y enseñar a la humanidad el camino a lo trascendental olvidando el materialismo convirtiéndonos en hombres libres.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s